Mi negocio necesita un plan: Estrategias para el crecimiento de mi negocio

Todos los negocios deberían arrancar con una idea y esa idea llevarla al papel mediante un plan estratégico y una planificación para cada paso a dar de ese momento en adelante. La estrategia es un camino más seguro al éxito. A veces creemos que no es importante o que no somos capaces de hacerlo bien y eso nos jugará en contra hasta que pongamos manos a la obra en pensar.

 

Hay factores que nos ayudarán a mejorar nuestro negocio y nos impulsarán hacia adelante y debemos tener en cuenta algunas cosas para nuestro plan de crecimiento: Qué objetivos son positivos y cuáles no?

Los objetivos deben plantearse preguntándose primero en qué situación estamos y segundo hacia donde queremos ir, siendo razonables y poniéndonos metas a corto plazo, como primera instancia.

Pensar a corto plazo es aún más efectivo que hacerlo a largo plazo como se cree habitualmente, ya que con el tiempo las cosas suelen ir cambiando y la dirección puede ir torciéndose en pos de mejores beneficios.

Las metas son claras cuando por ejemplo, pensamos: «quiero este tipo de cliente (uno que tenga dinero para invertir y que le guste mi producto o servicio) y quiero tener al menos 4 clientes como ellos el mes que viene». Eso es una meta razonable.

También nos ayudaría hacer un cuadro con nuestras debilidades principales, por ejemplo, «no tenemos suficiente dinero para invertir», «no entiendo mucho de redes sociales» y un cuadro con nuestras fortalezas y logros, «ya tenemos una página web» o quizás «logramos venderle a 20 clientes a través de nuestra tienda web y entendimos como funcionar sin problemas». Eso nos da información valiosa: a) Debemos trabajar en estrategias que no nos demanden dinero y debemos aprender más sobre redes sociales. b) Apuntemos a seguir vendiendo en la tienda web.

Tienes que aprender a ver tu negocio y verte a ti, a tus socios y empleados de manera clara y objetiva para analizar como puedes mejorar en todas las áreas posibles. Pensar como cada área y cada etapa del proceso puede mejorar puede ayudarte a definir que significa el crecimiento para tu negocio.

Debes definir que es el crecimiento para tu negocio. Si quieres tener más empleados, o más tiempo libre, o ganar más dinero o quizás ganar lo mismo pero trabajando menos. Cada ambiente, cada rubro tiene sus ideas de que es el progreso para cada uno. Vos deberás ver cual es el tuyo y como vas a hacerlo.

El plan

Un plan de crecimiento estratégico es como una hoja de ruta para tu negocio. Puedes usarlo para saber dónde está tu empresa, dónde deseas que esté y cómo llegará al lugar que quieres (sin perderte en el camino).

¿Necesitas un plan para hacer tu plan? La mayoría de los planes de crecimiento estratégico involucran 3 cuestiones: una declaración de la visión de tu empresa, un análisis de las Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas (FODA) y una lista de objetivos.

Crear una declaración de visión para tu negocio implica mirar las cosas desde una óptica grande. Ya sabes, cosas de “visión”.

Primero, identifica el propósito de tu negocio. Si tienes una ferretería online, tu propósito podría ser ayudar a que todas las personas del planeta se sientan cómodas con las herramientas que tú ofreces. O podría ser, simplemente, que todos puedan tener un martillo en la mano.

Luego, define lo que tu empresa les proporciona a las personas. ¿Necesitas agregar algo sobre lo que tus productos o servicios ofrecen?

Por último, piensa qué valores son importantes para ti y para tu negocio. ¿Equidad en los ingresos? ¿Responsabilidad ambiental? ¿Mantener a los perros felices? Agregar valores a la declaración de la visión de tu empresa puede ayudarte a mantenerte fiel a lo importante mientras creces.

Algo clave al especificar objetivos es que sean medibles. Si te propones “contratar gente nueva”, será más fácil saber cuándo has alcanzado tu objetivo si aclaraste que deseas contratar a 10 nuevos empleados.

Define el tiempo que te llevará alcanzar tu objetivo. No es lo mismo tomar 6 meses o un año para aumentar tus ventas online en un 50%.

No importa el tamaño de tus objetivos: lo fundamental es que sean alcanzables. Aumentar 50% las ventas online en 6 meses puede sonar muy bien, pero ¿es realista teniendo en cuenta cómo es tu empresa, su base de clientes y su competencia? Si no lo es, tal vez deberías ajustar un poco tus objetivos.

Por último, asegúrate de que tus objetivos a corto plazo estén alineados con tu visión de largo plazo. El crecimiento puede traer nuevos empleados, productos, servicios e ideas a tu empresa, pero nunca pierdas de vista tu propósito general.

No importa cuánto tiempo te lleve hacer esto, es, créeme, parte fundamental del éxito de tu negocio. Tu competencia lo está haciendo? Si la respuesta es no, que estás esperando? y si la respuesta es si, que estás esperando?

Fuente: Google Primer

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *